Ocurrió el sábado a la noche en pleno centro de la ciudad. El conductor tenía 2,26 gramos de alcohol en sangre y fue imputado en una causa penal.

El joven, de 14 años, murió al chocar en la ruta 28, altura Rodríguez, contra un patrullero en una supuesta persecución porque iba junto con un amigo en una moto robada. Los investigadores aguardan las pericias para determinar la responsabilidad del uniformado que manejaba el vehículo.

Te puede interesar Policiales

Camioneros - Banner
No Internet Connection