Martes, 22 Febrero 2022 14:39

Bomberos pilarenses en Corrientes: "De acá no nos vamos hasta que no se termine el incendio"

Voluntarios del Cuartel local forman parte de más de 200 efectivos bonaerenses que combaten las llamas en extenuantes jornadas. Esperan que lleguen las lluvias a partir del jueves. «Si nos vamos, el fuego llega a la ciudad», advirtieron.

La lucha contra los devastadores incendios forestales en la provincia de Corrientes continúa sin descanso.

Con la participación de más de 500 efectivos, los operativos se organizan para atacar las llamas y así evitar que el fuego llegue a las zonas más pobladas.

Bomberos Voluntarios pilarenses forman parte del contingente de ayuda que fue enviado por parte de la Provincia de Buenos Aires.

Junto a un total de más de 200 voluntarios pertenecientes a diferentes Cuarteles que integran la Federación de Asociaciones de Bomberos Voluntarios bonaerenses, enfrentan jornadas extenuantes de combate contra las llamas.

Al mando se encuentra el pilarense Ramón Pared, Director de Operaciones de la Federación y de Defensa Civil de Pilar quien aseguró que permanecerán en la zona de los incendios hasta que sea extinguido por completo.

«De acá no nos vamos hasta que no se termine el incendio», declaró en una entrevista que concedió al programa radial Agenda Propia de FM Estudio 2, y agregó: «Si nos retiramos, el fuego llega a la ciudad».

Actualmente, Pared y su contingente está designado a la localidad de Santo Tomé. Allí han montado el comando de 200 efectivos a los que se sumó personal que llegó desde Brasil y Santiago del Estero, entre otras zonas, haciendo un total de 500 personas.

«Hoy tenemos controlada la situación luego de dos días de un panorama bastante complicado. Casi nos agarra la ciudad de Santo Tomé, pero ahora está todo bajo control», destacó Pared al tiempo que resaltó el compromiso de las y los voluntarios que se despliegan en las zonas afectadas.

«Muchos no se quieren ir en los relevos que realizamos, pero los necesitamos frescos porque son jornadas extenuantes, muy cansadoras. Estamos las 24 horas en pie», resumió.

En cuanto a la tarea que desarrollan, explicó que el objetivo que persiguen es que «las llamas no sigan avanzando» y aseveró: «Esto se termina cuando llueva, por lo menos más de 50 milímetros».

«Nuestra tarea es contener las llamas. En muchos puntos, el fuego se vuelve a activar y se vuelve imparable. Por eso, la única manera es que llueva, como mínimo 50 milímetros, si no es lo mismo que nada», graficó Pared.

En cuanto a las condiciones en las que trabajan, Pared aseguró que los bomberos están muy bien asistidos, no les hace falta nada y valoró la colaboración de la comunidad que les acerca insumos y los mensajes de quienes a la distancia les envían aliento.

Te puede interesar Sociedad

No Internet Connection